fbpx

ICA_animal

Blog de ICA

644 72 44 19

Blog de Etología 
y Educación Canina

Saludos que terminan mal

¿Te suele ocurrir? 

Cuando vas de paseo con tu perro veis a otro perro y quieren saludarse. Te acercas con mucha precaución, confiando en que esta vez acabará bien, Tu perro parece estar deseando el encuentro: mueve el rabo y tira con todas sus fuerzas hacia el otro perro. Llegáis hasta él, comienzan a olerse y de repente se quedan tensos… ¡otra vez! No te queda otra que tirar de la correa y ¡BAM! comienza la pelea.

Si esto te resulta familia, te vendrán muy bien los siguientes consejos:

MATERIAL DE PASEO

Es imprescindible que tu perro no sienta dolor durante los saludos con otros perros. Ya bastante tenso suele ser para él saludar a otros perros como para que el material que uses le cause daño.
El perro debe llevar arnés. Si tira de la correa te conviene usar un arnés anti-tiro.


Además, el perro debe ir con correa larga (NO EXTENSIBLE) y cuanto más larga mejor. La longitud MÍNIMA de correa es de 2 metros, pero lo recomendable serían 5 o 10 metros.

“El material imprescindible es arnés y correa larga”

La finalidad de este material es minimizar nuestro papel durante el saludo entre perros y que nuestro amigo esté lo más cómodo posible.

ANTES DEL SALUDO

Antes de nada debemos cuidar el estado anímico del perro. Desde antes de salir a la calle el perro debe estar calmado, por eso iremos sin prisas.

  • Poner el arnés sin perseguirle

  • Si se excita lo ayudamos a calmarse con juegos de olfato.

  • Si no conseguimos calmarlo, volvemos a casa.

No vamos a intentar que nuestro perro se salude con otros perros si está demasiado nervioso. Lo ideal es que el perro esté relajado y olfateando durante el paseo

EL SALUDO

Por fin estamos en la calle con nuestro perro relajado. Ahora podemos saludar perros.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el otro perro también esté relajado. A veces los dueños influimos mucho sobre nuestros perros, así que es más seguro empezar en algún sitio donde estén los perros sueltos.

Cuando encontremos un perro no iremos directamente a por él. Si está suelto es preferible dejar que el otro perro tome la iniciativa de saludar.

Tu único deber es dejar la correa totalmente relajada y seguir caminando haciendo una enorme curva alrededor del perro que viene a saludarnos. 

No nos quedaremos parados y tensos mientras se saludan, sino que continuaremos caminando

  • Si tu perro se queda bloqueado puedes llamarlo con la voz relajada o haciendo un sonido (besito, silbido,…). 

  • Si finalmente tu perro reaccionase mal al saludo, gruñendo o tirándose al otro perro NUNCA LO REGAÑAREMOS. Fijamos la correa para impedir que acose al perro suelto, que escapará de la situación, y continuamos andando. Una vez nos hayamos alejado, tranquilizamos al perro con un juego de olfateo.

  • Si se saludan bien le felicitamos y también continuamos andando. Es posible que se haya puesto nervioso, así que en este caso también lo tranquilizamos con un juego de olfateo.

Haz un paseo de esta forma un par de veces a la semana y los saludos de tu perro irán mejorando poco a poco.

* Si notas un empeoramiento no insistas con este procedimiento y contacta con un profesional.

Suscríbete:

Comparte

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Conviértete
en el mejor amigo
de tu perro