fbpx

ICA_animal

Blog de ICA

644 72 44 19

Blog de Etología 
y Educación Canina

Revisión del Material para el Paseo: Collares, Ronzales y Arneses

Existe un gran repertorio de productos que podemos ponerle a nuestro perro para el paseo. Aquí solo hablaremos de los métodos de sujeción al perro, no de las correas.

Todo este material se podría dividir en tres grupos: 

– Collares: envuelven el cuello del perro. 
– Ronzales: envuelven la cara del perro.
– Arneses: envuelven el torso del perro.

*No se ha incluido material diseñado para practicar deportes, trabajo u ortopédico.

Collar

Collar normal

Es el collar de perro, el típico, el de toda la vida. Consiste en una cinta de material resistente que rodea el cuello del perro. Se puede encontrar de distintos grosor y resistencia (algodón, nylon, cuero, etc).

Pros: 
Viene bien para colgar la chapa identificativa.
No suele producir rozaduras.
El área de fricción es mínima, por lo que apenas produce nudos en perros de pelo largo. 


Contras: 
Sujeta una zona muy delicada del cuerpo del perro.
Totalmente desaconsejado para perros que tiran de la correa.
La probabilidad de lesiones es muy alto incluso en el caso de perros que no suelen tirar de la correa.

Puede provocar dolor, contusiones, contracturas, … Afectar al riego sanguíneo, funciones neurológicas, aumenta la presión intraocular, tiroides, respiratorios,…

Algunas variantes:

Los tipos de cierres más comunes son:

  • Hebilla: mayor seguridad. Resulta más improbable que se pueda abrir.
  • Cierre de click: mayor comodidad a la hora de quitar y poner. Ojo con los modelos con plástico de mala calidad.

Según la colocación de la anilla:

– La anilla está en un punto intermedio del collar. En caso de que el cierre fallase, el perro está completamente libre.
– La anilla está al final de la cinta. Para abrirlo, hay que pasar el cierre por la anilla. Si se abriese por accidente, tienes una pequeña oportunidad de evitar que tu perro se escapase.

Variedad de collares normales

¡¡¡Ojo!!! 
Si el collar tiene relieve por dentro en forma de púas o al tirar de la anilla se cierra, no es un collar normal.

 

CONSEJO: 

Resulta práctico usar este collar para colocar la chapa identificativa
pero no cómo método de sujeción. 

Collar de ahogo

Otro sistema de sujeción en torno al cuello del perro. La principal diferencia con el collar normal es que este material se estrecha cuando se tira de la anilla. Lo más habitual era encontrar collares de ahogo metálicos, pero debido al rechazo del público se puede encontrar en gran variedad de colores, grosores y materiales, dándole un aspecto menos dañino.

Pros: 
Evita que se escape el perro.


Contras: 
PROHIBIDO EN LA COMUNIDAD DE MADRID y otras comunidades españolas y países europeos.
Estrangula sin límites una zona muy delicada del cuerpo del perro.
La probabilidad de lesiones es muy elevada.
Corta el pelo (el modelo de eslabones largos también).

Provoca dolor, contusiones, contracturas, … Afectar al riego sanguíneo, funciones neurológicas, aumenta la presión intraocular, tiroides, respiratorios,…
El uso como parte de un trabajo de modificación de conducta o adiestramiento está totalmente contraindicado.
Riesgo de generar asociaciones negativas

 

Algunas variantes:

Tamaño de los eslabones:

  • Eslabones alargados: era recomendado en perros de pelo largo para reducir la cantidad de pelo que corta la fricción entre los eslabones. Al tensarse, el espacio recorrido entre eslabón y eslabón es mayor, por lo que aumenta el efecto estrangulador.
  • Eslabones redondos: el modelo habitual que facilita el cierre del collar en caso de tensión.
  • Sin eslabones, de material no metálico: efecto similar al modelo de eslabones  redondos.

Grosor del collar:

  • Fino: usado en concursos de belleza. El impacto visual es mínimo. La capacidad de producir cortes profundos y rozaduras es muy elevada.
  • Grueso: Menor riesgo de cortar el cuello del perro, misma capacidad de estrangulamiento.

CONSEJO: 
Jamás y bajo ningún concepto usar este collar
No existen excepciones

Collar de semi-ahogo

El mismo mecanismo que en el collar de ahogo, en este caso el collar tiene algún tipo de límite que evita que el collar pueda cerrarse por completo. Como en el caso anterior, lo más habitual era encontrar collares metálicos, pero ahora se puede encontrar en gran variedad de colores y materiales. En ocasiones no resulta evidente su efecto dañino.

Pros: 
Evita que se escape el perro.


Contras: 
Estrangula una zona muy delicada del cuerpo del perro.
La probabilidad de lesiones es muy elevada.
Provoca dolor, contusiones, contracturas, … Afectar al riego sanguíneo, funciones neurológicas, aumenta la presión intraocular, tiroides, respiratorios,…
El uso como parte de un trabajo de modificación de conducta o adiestramiento está totalmente contraindicado.
Riesgo de generar asociaciones negativas

 

Algunas variantes:

Según el límite del efecto estrangulador:

  • Tiene un tope. Colocan una arandela o protuberancia que impide que se siga cerrando el diámetro del collar. En ocasiones se puede modificar, de forma que el efecto estrangulador sea máximo o inexistente.
  • Poner una zona corredera independiente del collar que regula el grosor del mismo. La forma de regular el efecto estrangulador (cuando se puede) de este material es regulando el grosor del collar.

Variedad de collares de semi-ahogo

¡¡¡Ojo!!! 
Los collares tipo Martingale SON COLLARES DE SEMI-AHOGO.
Para evitar escapes hay alternativas no dañinas.

CONSEJO: 
Jamás y bajo ningún concepto usar este collar
No existen excepciones

Collar de pinchos

El collar de pinchos es un collar de semi-ahogo con protuberancias más o menos afiladas en el interior del collar. Lo más habitual era encontrar collares metálicos, pero ahora se puede encontrar en gran variedad de colores y materiales. Los más elaborados impiden que se vean los pinchos o elementos punzantes.

Pros: 
Ninguno


Contras:
PROHIBIDO EN LA COMUNIDAD DE MADRID y otras comunidades españolas y países europeos.
Estrangula y punza una zona muy delicada del cuerpo del perro.
La probabilidad de lesiones es muy elevada.
Provoca dolor, contusiones, contracturas, … Afecta al riego sanguíneo, funciones neurológicas, aumenta la presión intraocular, tiroides, respiratorios,…
El uso como parte de un trabajo de modificación de conducta o adiestramiento está totalmente contraindicado.
Riesgo de generar asociaciones negativas

Algunas variantes:

  • Con pinchos de acero protegidos con gomas: se reduce la posibilidad de producir heridas visibles. Mantiene su efecto punzante.
  • Con protuberancias en forma de triángulos de distinto material: aumenta el área de presión por lo que se reduce la posibilidad de producir heridas visibles. Mantiene su efecto punzante.
     

Variedad de collares de pinchos

CONSEJO: 
Jamás y bajo ningún concepto usar este collar
No existen excepciones

Collar Eléctrico

El collar eléctrico suele ser un collar normal al que se le añade una cajita plástica con un mecanismo preparado para producir diferentes tipos de descargas eléctricas, de sonido o vibraciones.

Pros: 
Uso del modo vibración o sonido en perros con alguna minusvalía sensorial.


Contras: 
PROHIBIDO EN LA COMUNIDAD DE MADRID y otras comunidades españolas y países europeos.
Aumenta la sensibilidad y aparición de miedos en el perro. 
Puede producir quemaduras
Riesgo de generar asociaciones negativas
Alto riesgo de indefensión aprendida
 

Algunas variantes:

Según la emisión de distintos estímulos:

  • Varias intensidades de descarga eléctrica: el dueño puede escoger la intensidad de la descarga.
  • Algunos collares eléctricos solo emite vibración o sonido y puede utilizarse en adiestramiento libre de castigos.
  • Collar de citronela: en este caso el collar pulveriza una sustancia desagradable al perro.
  • Collar de ultrasonidos: emite ultrasonidos perceptibles por la mayoría de los perros (dependiendo de la sensibilidad de cada individuo) y resulta molesto.


Tipos de activación del aparato:

  • Activación automática: se usan como método “anti-ladridos”. Tiene un sensor que al captar ciertas frecuencias (ajustado para ladridos) emite el estímulo aversivo.
  • Activación manual: tiene un mando a distancia con el que se puede activar el aparato para emitir el estímulo elegido.

¡¡¡Ojo!!! 
No confundir con el collar GPS. 
 

CONSEJO: 
No usar este collar en condiciones normales
Excepción: perros con discapacidades sensoriales
(emisión de pitido/vibración)

Ronzal

Ronzal

El ronzal se diseñó para evitar que el perro tirase de la correa. Consiste En una cinta que pasa alrededor del morro del perro de forma que cuando la correa se tensa, se cambia la dirección de la cabeza del perro. 
Aunque es un método efectivo para evitar que el perro tire de la correa resulta muy perjudicial. Su principal problema es que cuando se producen tirones en seco, se produce un latigazo a través de la columna vertebral del perro.

Pros: 
Impide  que el perro tire de la correa
Cambias la dirección del perro con facilidad


Contras: 
Sujeta una zona muy delicada del perro.
Totalmente desaconsejado usándolo en combinación con correas largas
La probabilidad de lesiones es muy alta incluso en el caso de perros que no suelen tirar de la correa.

Puede provocar dolor, contusiones, contracturas, …

Dificulta la comunicación entre perros, aumentando los conflictos.

Algunas variantes:

  • Enganche de la correa bajo el morro: es el ronzal más habitual.
  • Enganche detrás de la cabeza: con esta variedad, cuando el perro tira fuerza el morro del perro para abajo. Se reduce la probabilidad de producir latigazo en las cervicales, pero sigue perjudicando la comunicación del perro, hay riesgo de lesiones y no se aconseja su uso con correas largas. Este material no facilita redirigir la posición de la cabeza del perro.

Variedad de Ronzales

CONSEJO: 
Existe material de mejor diseñado para reducir la capacidad del perro para tirar de la correa, con menos “contras”
NO ES UN BOZAL

Arnés

Arnés normal

Consiste en una serie de cintas que recogen la caja torácica del perro. Es el material más cómodo que podemos encontrar en el mercado actualmente. Cuando se produce un tirón, la fuerza se reparte por el cuerpo del perro reduciendo la capacidad de producir lesiones.
El enganche de este tipo de arnés es en el lomo del perro.

Pros: 
Es el material más cómodo para el perro
En caso de tirón, el impacto se reparte por el cuerpo del perro reduciendo la probabilidad de producir lesiones.

Contras: 
No impide que el perro tire de la correa
Algunos modelos pueden producir rozaduras en zonas sensibles del perro. 
Hay una enorme variedad de modelos y puede resultar dificil seleccionar el más adecuado.

 

Algunas variantes:

Existe una enorme variedad de variantes en función de la disposición de las cintas alrededor del cuerpo del perro y cómo se colocan. Vamos a ver las más habituales:

Anrés en T

Quizás el arnés más fácil de colocar. Está formado principalmente por dos bandas, una rodea el cuerpo del perro por el lomo y tras las patas delanteras y otra pasa por delante del pecho (una imagen vale más que mil palabras 😀 ). Para colocarlo solo hay que introducir la cabeza y cerrar la banda que pasa por debajo de las patas delanteras, apenas es necesario tocar al perro. El principal inconveniente es que la cinta que pasa tras las patas delanteras puede rozar esa zona que es más tierna y sensible, especialmente el perros con el pelo muy corto. Se recomienda para perros sensibles a la manipulación.

Arnés en H

Es el arnés más cómodo una vez puesto. Está formado por cintas que rodean el pecho (pasando por el lomo) y el tórax . Para colocarlo solo hay que introducir la cabeza y cerrar la banda que pasa por el tórax con uno o dos cierres en click, Requiere más manipulación pero no suele rozar zonas sensibles del perro. Además, permite más movilidad de las patas delanteras. El principal inconveniente es que requiere más manipulación a la hora de colocarlo. Se recomienda para perros sin problemas de manipulación.
En algunos casos solo tiene un cierre, por lo que necesitas introducir una de las patas en el arnés antes de  cerrarlo.

Arnés en A

Es el arnés que más manipulación o entrenamiento requiere para colocarlo. Es necesario introducir las dos patas y cerralo sobre el lomo. A los perros no suele gustarles que se les toque las patas por lo que una buena alternativa sería adiestrarlo para que introduzca las patas él mismo (requiere cierto grado de experiencia en adiestramiento). Es habitual ver perros muy sensibilizados a la colocación de este tipo de arnés  por lo invasivo que resulta y muestran nerviosismo o evitación a la hora de prepararse para salir a pasear (también puede ocurrir con otros arneses).

CONSEJO: 
Usar arnés normal siempre que sea posible

Arnés anti-tiro

Consiste en una serie de cintas que recogen la caja torácica del perro. La diferencia con el arnés normal es que el enganche de la correa está en la parte delantera del pecho por lo que cuando el perro tira, el cuerpo del perro se gira hacia el lado de la correa, limitando la capacidad de tiro. Puede ser útil para enseñar al perro a no tirar combinado con trabajo constante (no es mágico). 

Pros: 
Reduce la capacidad de tiro del perro
En caso de tirón, el impacto se reparte por el cuerpo del perro reduciendo la probabilidad de producir lesiones.
Es sencillo redirigir el cuerpo del perro (ayuda mucho en caso de perros reactivos).

Contras: 
Algunos modelos pueden producir rozaduras en zonas sensibles del perro. 
Pueden confundirse con arneses constrictores.
La banda que pasa por el pecho debe estar bien colocada o quedará colgando (produce rozaduras).

 

 

Algunas variantes:

Por lo general, la forma del arnés anti-tiro suele ser el T (ver arnés en T más arriba) pero también hay algunos modelos en H, que reduce las rozaduras en las axilas. 
También existen modelos con enganche a la correa tanto en el pecho como en el lomo, lo cual facilita cambiar de un agarre a otro dependiendo de las necesidades del paseo.
Se puede encontrar algún modelo que se le puede enganchar al collar para evitar que la banda del pecho quede colgando o el perro escape si consigue salirse del arnés).

CONSEJO: 
El uso de arnés anti-tiro puede ser parte del proceso de enseñar al perro a no tirar de la correa, pero no es la solución.

Arnés anti-escape

Consiste en una serie de cintas que recogen la caja torácica del perro. La diferencia con el arnés normal es que tiene una cinta extra que rodea la cintura del perro (la zona de menor diámetro del tronco del perro) para evitar que consiga salirse del arnés. Especialmente pensado para galgos y podencos, aunque puede ser útil para otros perros sin sobrepeso.

Pros: 
Reduce la probabilidad de que el perro se salga del arnés
Es el muy cómodo para el perro

Contras: 
Requiere más manipulación que el arnés normal.

CONSEJO: 

Muy adecuado si se teme que el perro podría escaparse
A priori no hay contraindicaciones

Arnés constrictor

Consiste en una serie de cintas que recogen la caja torácica del perro, cuando hay tensión en la correa el arnés de cierra, apretando al perro de alguna manera. Se suele vender como arnés anti-tiro.
La idea es la misma que en el caso de los collares de ahogo, pero comprimiendo otras zonas del cuerpo.

Pros: 
Impide o reduce la capacidad de tirar del perro

Contras: 
Resulta incomodo
Puede llegar a ser doloroso
En ocasiones boqueas partes del perro que le impiden andar.

Existe una enorme variedad de arneses constrictores. Los más comunes ahora mismo son los que se cierran por el pecho del perro bloqueando los omóplatos y los que se cierran en torno a las axilas del perro provocando dolor y serias rozaduras. Sin embargo existe una enorme variedad de formas nuevas de hacer daño al perro para impedir que tire de la correa.

*Estos dos últimos modelos no son exactamente  arneses constrictores, pero son artilugios de tortura similares.

CONSEJO: 
Existe material de mejor diseñado para reducir
la capacidad del perro para tirar de la correa.

Desaconsejamos su uso.

Resumen

Collar normal

Collar de ahogo

Collar de semi-ahogo

Collar de pinchos

Collar eléctrico

Ronzal

Arnés normal

Arnés anti-tiro

Arnés anti-escape

Arnés constrictor

¿Conoces algún tipo de collar arnés o ronzal que no se haya mencionado anteriormente? Cuéntanoslo y lo incluiremos en la lista.

Suscríbete:

Comparte

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

DogScouts | Paseos Agosto 18

Las fechas para los próximos paseos de socialización de los DogScouts serán:

Día 11 de Agosto
Día 12 de Agosto
Día 19 de Agosto
Día 22 de Agosto
Día 26 de Agosto

Continuar leyendo
Conviértete
en el mejor amigo
de tu perro