fbpx

ICA_animal

Blog de ICA

644 72 44 19

Blog de Etología 
y Educación Canina

Mi perro tira de la correa

Los motivos por los que un perro tira de la correa pueden ser muy variados: 

  • Quiere llegar a ese sitio para oler algo interesante o que quiere saludar a otro perrete

  • Tiene altos niveles de estrés y no es capaz de tener un paseo relajado

¡En ningún caso los perros tiran de la correa por dominancia!
Ni se les debe regañar por hacerlo.

Si el caso de tu perro es el primero (quiere llegar a oler ese pipí, un rastro, saludar a otro perro, etc) debes darte cuenta de que, realmente, quien tira de la correa eres TÚ.

El paseo es el momento de relajación y disfrute de tu perro. Permítele moverse con la mayor libertad posible, oliéndo todo lo que quiera. De esta forma tendrás un perro más feliz.

MATERIAL

¿Qué material sería el más adecuado para que tu perro no tire de la correa? La respuesta correcta sería <<arnés y correa de mínimo dos metros>>

¿Por qué?

  • Correa de mínimo dos metros:
    Para que el perro pueda moverse con cierta libertad a tu alrededor que le permita explorar su entorno y olfatearlo todo.
    ¡También existen correas de 3, 5, 10, 20 metros!
    ¡OJO! nunca extensibles (tipo flexi)

  • Arnés
    Para proteger el cuello y la espalda del perro. Efectivamente, le dolerá menos al tirar ¡pero a la hora de educar no buscamos dolor! 

TÉCNICA

Podemos enseñarle a no tirar de la correa con un sencillo ejercicio. Consistirá en:

  • Si el perro tira de la correa —> Nos Detenemos
  • Si el perro no tira de la correa —> Avanzamos

De esta forma, cuando el perro vaya paseando correctamente se le irá premiando con alguna chuche, permitiéndole llegar a los sitios que le parezcan interesantes, dejándole investigarlo todo, que coja esa piña o palito y lo lleve un rato en la boca (¡no pasa nada!). Este tipo de paseo es muy sano desde un punto de vista psicológico. No solo debemos permitirlo, sino que deberíamos potenciarlo.

Cuando la correa esté en tensión, nos pararemos (no hay que ser bruscos, no vayamos a dañar al perro). Se dejará de premiar con chuches, ni palabras. Y esperaremos a que deje de tirar de la correa. 

* Recuerda que si tu perro tiene miedos o sufre algún tipo de estrés este ejercicio no solo NO le ayudará, sino que puede llegar a empeorar su problema. Si tienes dudas consulta a un profesional.

Suscríbete:

Comparte

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Conviértete
en el mejor amigo
de tu perro