fbpx

ICA Instituto de Comportamiento Animal

Blog de ICA

644 72 44 19

Blog de Etología 
y Educación Canina

Contagio Emocional

Los perros y nosotros (los seres humanos) tenemos una historia evolutiva en común que ha llegado a relacionarnos de forma tan íntima que somos capaces incluso de sincronizarnos a nivel fisiológico y hormonal (en el caso de perros y dueños con una relación sana). Incluso, se ha observado que los perros son perfectamente capaces de discriminar emociones humanas y empatizar con nosotros. ¿Estamos tan estrechamente unidos que somos capaces de contagiarnos el estado emocional?

El CONTAGIO EMOCIONAL se puede describir como una respuesta automática a percibir el estado emocional de otro individuo a través del cual se desencadena una respuesta emocional similar en el observador. El fenómeno puede ser visto como una forma primitiva de la EMPATÍA.

Se ha investigado si los perros pueden asumir el estado emocional de sus propietarios cuando se les induce experimentalmente ansiedad y si estos cambios pueden afectar al rendimiento de los perros.

Para inducir ansiedad a los propietarios se les engañó, haciéndoles pensar que estaban participando en otro tipo de estudio en el que tenían que memorizar palabras de una lista. Según aumentaba la dificultad del ejercicio, aumentaba también su ansiedad.

 

Los investigadores asumieron que con este ejercicio:

  • ​Aumentarían los niveles de estrés de los propietarios.

  • ​Al aumentar el estrés se perjudicaría su rendimiento para realizar el ejercicio y le provocaría ansiedad.

  • ​Si hubiese contagio emocional, el estrés y ansiedad del perro también aumentará y también se verá afectada su memoria.

Tal y como pretendían, cuando los propietarios comenzaban a fallar, aumentaba su ansiedad provocando que aumentase la probabilidad de fallar de nuevo y aumentado a su vez la ansiedad.

A la vez que se realizaba este frustrante trabajo con los dueños, se les proponía a los perros sencillos ejercicios de memoria espacial. Aunque no se varió la dificultad del ejercicio de los perros, cuando la ansiedad del propietario aumentaba, la ansiedad del perro también aumentaba y cometía más errores.

El estado emocional del dueño se transmite al perro y se ve reflejado en su rendimiento.

Por ejemplo, cuando el dueño se siente mal por haber fracasado en una competición, si tiene un mal día en el trabajo o si está deprimido, disgustado o enfadado por algún motivo, su cuerpo libera hormonas de estrés que el perro puede percibir y, por tanto, contagiarse de ese estado emocional.

Los investigadores sugieren que estos efectos se deben a la historia de domesticación especial del perro que ha dotado a esta especie con una sensibilidad única para las señales de comportamiento de los seres humanos.

Sümegi, Z., Oláh, K., & Topál, J. (2014). Emotional contagion in dogs as measured by change in cognitive task performance. Applied Animal Behaviour Science, 160, 106-115.

Suscríbete:

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Conviértete
en el mejor amigo
de tu perro