fbpx

ICA_animal

Blog de ICA

644 72 44 19

Blog de Etología 
y Educación Canina

Lenguaje Canino en Conflictos

Queremos proteger a nuestro amigo de todo, es perfectamente comprensible. Pero… ¿hasta qué punto?

Los dueños sobreprotectores impiden a sus perros realizar muchas actividades por miedo a que les pase algo. Así, no les dejan:

 

  • Coger piedras en el parque: por si se las tragan y después hay que operarle o incluso ¡podría morir!

  • Oler heces: imaginate que se la come y se contagia con algo o ¡se muere!

  • Alejarse más de 2 metros de tu lado: seguro que va corriendo a cruzar la carretera y ¡lo atropellan!

Y, efectivamente, todo esto podría ocurrir. Pero impidiéndole hacerlo estamos aumentando las posibilidades de que el día que por fin consiga coger una piedra se la trague, el día que llegue hasta esa caca, se la coma, y si por una vez le dejas suelto, estará tan eufórico que quizás no mire a donde va y cruce la carretera. 

Si le impedimos relacionarse con el medio y desarrollarse correctamente estamos pidiendo a gritos problemas. 

Además de que pueden aparecer comportamientos obsesivos (comer piedras o hacer agujeros) a raiz de impedirle hacerlo, también estamos impidiendo que se desarrolle correctamente, de forma que podemos llegar a criar un perro inseguro que no sabrá relacionarse con el medio de una manera adecuada sin la ayuda de su dueño.

El perro, especialmente cuando es cachorro, necesita coger cosas con la boca, mordisquearlas, incluso probarlas. Si no nos gusta que lo haga con nuestras cosas o con objetos peligrosos podemos (debemos) ofrecerle juguetes o cosas que no sean un peligro potencial.

Cualquier cosa que no sea venenosa o corte no supondrá un peligro para el perro. Es decir, no pasa nada si le ofrecemos:

  • Piñas

  • Ramitas de distintas texturas

  • Piedras

  • Botellas (que no estén rotas, claro)

  • Hojas

  • Peluches

  • Juguetes diseñados para perros también, por supuesto. 

* SIEMPRE bajo la supervisión del dueño

 

Todo esto va a enriquecer la vida del perro. Teniendo estos “juguetes” en casa y/o permitiéndole que lo investigue en la calle, evitaremos que el perro desarrolle obsesiones o termine por temer todo y a todos en el mundo (convirtiendo el paseo en una experiencia muy desagradable).

 

<<Deja a tu perro ser perro>>

* Sabemos que el mundo es peligroso y no queremos que le ocurra nada malo a nuestro amigo. Pero no podemos protegerle del mundo. Lo mejor que podemos hacer es mostrárselo de la forma más segura y que él sepa qué cosas son peligrosas por si mismo.

Suscríbete:

Comparte

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Conviértete
en el mejor amigo
de tu perro